De un tiempo a esta parte se está empezando a notar en el ámbito empresarial un cierto compromiso hacia el compliance, de hecho, un gran número de empresas del país ya cuenta con un sistema de prevención de delitos, o sistema compliance.

El problema que está surgiendo, es la manera de poder demostrar a una parte interesada, del negocio en el que opere una compañía o a un tercero, el hecho de que la compañía cuenta con un Sistema de Gestión de Compliance maduro y robusto.

En este contexto, La Liga Nacional de Fútbol Profesional va a empezar a exigir que los clubes de fútbol certifiquen sus programas de compliance. Lo único que quiere la LFP, es la demostración de que se cuenta con un sistema de prevención de delitos actualizado a través de una auditoría.

Por tanto, la certificación en compliance penal es una herramienta que da respuesta a las exigencias regulatorias de mercados y clientes, eliminando posibles barreras de entrada. https://certificarcompliance.es/nosotros/

Fuente: CINCO DIAS